- AULA DE BIBLIA -


- ÚLTIMAS RESPUESTAS RECIBIDAS -


Inicio       Lecciones        Otras Respuestas      Enlaces de Interés  


18 de Noviembre de 2018

1.-  Cuando hombre se cansa y claudica o abandona a Dios, quién toma la iniciativa para salvarlo y por qué? (lección 11)

Emilia María de Costa Rica

Respuesta: Desde siempre el hombre cae y se levanta una y otra ves dejando a Dios de lado o siguiéndole. Siempre es el Señor quien viene a nosotros para salvarnos,  nos da su mano y nos levanta porque nos ama infinitamente y no se olvida de su promesa de salvación.

2.- Si Cristo no resucitó, ¿qué consecuencias se derivarían (1ª Corintios 15,)? (tema 31)

Pilar Herrero de España

Respuesta:  El Kerigma es que Cristo murió por nuestros pecados, fue sepultado y que resucitó al tercer día, le extraña a Pablo que duden esto que fue la base del  primer anuncio."Si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo ha resucitado, y si Cristo no ha resucitado, entonces nuestra predicación no tiene contenido ni vuestra fe tampoco" (1ª Corintios 15,13-14). "Si los muertos no resucitan, tampoco ha resucitado el Mesías, y si el Mesías no ha resucitado, vuestra fe es ilusoria" (1ª Corintios 15,16-17).

3.- Hay un mínimo que Jesús busca en el corazón del hombre para darle su confianza.  Sabrías decirnos cuál es? (lección 47)

HEBWIG de España

Respuesta: Mientras estuvo en Jerusalém por la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre al ver los signos que realizaba. Pero Jesús no se confiaba a ellos porque los conocía a todos y no tenía necesidad de que se le diera testimonio acerca de los hombres, pues Él conocía lo que hay en el hombre. (Juan 2,23-24). Se fijaba en alguien y lo comprendía; lo entendía por dentro: su vida, sus tropiezos, sus caídas, sus esfuerzos, sus miserias y sus pecados y la distancia que lo separaba del fin para el que Dios lo creó. Siempre respetaba la libertad de cada persona, como sigue respetándola. Al menor atisbo de buena voluntad, daba su confianza, como sigue dándola, y, cuando no se da ni esto, no podemos decir que lo abandonara porque se llamó a sí mismo el Buen Pastor que da su vida por las ovejas, como podemos leer en Juan 10,11.

Él nos conoce perfectamente, sabe de nuestro interior, pensamientos, obras, corazón... nada escapa a su mirada. Él nos habla, nos guía y nos acompaña, como el pastor a su rebaño, ciertamente en plena libertad de pensamiento y acciones de las que debemos de responder nosotros, y a pesar de todos nuestros actos Él solo se fija en nuestro interior, en el amor del que somos capaces de dar a los demás y en la fe en Dios, tal y como el mandamiento que nos dejó: amarnos los unos a los otros como Él nos amo. Amarás a Dios sobre todas las cosas.

4.- ¿Por qué crees que Jesús respeta tanto la libertad humana? (leccion 56)

José Manuel de México

Respuesta: Por amor fuimos creados. El que ama nunca ejerce presión sobre el ser amado para que corresponda a ese amor. Desea lo mejor para el hombre, por ello pensó en un Salvador después de su caída. Con Él, el hombre es rescatado. Existe sin embargo un don que Dios ha otorgado a su criatura amada: la libertad. Él espera que el hombre la ejerza adecuadamente para acercarse a Él, conocerle y amarle, y le permite ejercer esa libertad para aceptar o renunciar a todo ello. Se entristece si el hombre le rechaza, y se alegra cuando es aceptado. De la elección adecuada, con libre voluntad, dependerá su futuro eterno. Dios sentirá una enorme tristeza si es rechazado, y se alegrará muchísimo si es aceptado, pero en ambos casos respeta la libertad de hombre. 

5.- ¿Por qué llamamos brutal a la diferencia entre lo que Dios quiere de nosotros y lo que algunos proponen? ( leccion 39)

Marina de España

Respuesta: Es una diferencia brutal, es verdad. La creencia en las reencarnaciones, mantienen a "las almas" atadas a la existencia terrenal, hasta que se perfeccionan (o no), y cuando se alcanza la iluminación se alcanza la felicidad absoluta en la "nada" de un "todo" cósmico. El "karma", centra la responsabilidad en uno mismo, sin amor ni perdón...(¿dónde está aquí la salvación de nosotros, pecadores e imperfectos?) Este es el gran salto, el de un Amor de Dios a un hombre imperfecto, pero arrepentido; pecador, pero sufriente, débil y que anhela la paz de Dios. Dios quiere al hombre como es. No ama solo al "iluminado", es más, ama más al que sufre en la oscuridad, y le lleva la Luz, si el hombre ruega por ella, con libertad, sin estar predestinado a ningún ciclo fatal. Dios lo ha hecho libre. Dios lo ama. La vida eterna es el amor eterno. No puede haber nada que supere esto, a un Dios que salva al hombre, hecho Él mismo hombre, muerto y resucitado. 

 


Inicio       Lecciones        Otras Respuestas      Enlaces de Interés